domingo, 22 de junio de 2014

La Herencia de los 17 Camellos

Descripción


En algún lugar de Asia Central un hombre dejó al morir una herencia de 17 camellos a repartir entre sus 3 hijos, especificando la forma en la que se procedería la repartición: a su primogénito dejaría la mitad de los camellos, al segundo de sus hijos la tercera parte y al más pequeño la novena parte del total. Los hijos, ante la imposibilidad de proceder a repartirse la herencia sin matar a ninguno de los camellos, decidieron acudir a un sabio anciano del poblado.

Tras largas reflexiones el anciano llega a una solución: él les cederá uno de sus camellos, procederán al reparto (según las proporciones escritas en la herencia) de los 18 camellos y, finalmente, sobrará un camello que volverá a menos del anciano. Los tres hermanos, aunque contentos con el resultado, no pueden dejar de preguntarse la explicación a la curiosa solución del anciano.


-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-

Solución

Al escribir su herencia, el padre de los 3 hermanos no se dio cuenta de que la suma de cada una de las partes dejadas a sus hijos no llegaba a la unidad, sino que resulta ser igual a 17/18. Es decir:

1/2 + 1/3 + 1/9 = 17/18

De esta manera,  al repartir 18 camellos según las citadas fracciones sobra 1.

17/18 * 18 = 17 

No hay comentarios:

Publicar un comentario